Perro enfermo y no quiere comer nada

Perro enfermo

Perro enfermo

El perro enfermo requiere atención adicional cuando está enfermo. Si han adquirido una enfermedad, una lesión o han pasado por una cirugía, la enfermería ayudará a su recuperación. Hay ciertos métodos para cuidar efectivamente a un perro enfermo.

Indicadores

Es un servicio vital que puede proporcionar a su mascota enferma. Un perro enfermo a menudo tendrá una fiebre alta que necesita atención. Alimenta los trozos de pan de tu perro y evita los productos pesados. Se adhieren a las comidas vegetarianas durante las etapas iniciales de recuperación.

El caldo de sopa de pollo o el caldo de res es un buen sustituto de la carne hasta que se rompe la fiebre. A medida que el perro recupere fuerza, comience a agregar alimentos más sólidos y nutritivos. No le dé a un perro enfermo comida humana o comida chatarra ya que esto pone más estrés en su sistema. El tipo de alimento y la frecuencia con que alimente a su perro dependerá de lo que lo enfermó.

Mantenga a su perro cómodo en un área tranquila, cálida y alejada de corrientes de aire. Si la artritis está presente, esto ayudará enormemente. También puede comprar ropa de cama especialmente diseñada para perros con artritis.

Después de administrar cualquier medicamento, mantenga al perro tranquilo para que pueda tener el máximo efecto. Tómese el tiempo para sentarse con el perro y mostrar algo de afecto para ayudar a aliviar el estrés que su cuerpo y su mente están soportando. No levante demasiado la cabeza del perro cuando administre los medicamentos, ya que esto puede hacer que los medicamentos entren en sus órganos respiratorios, lo que pone a su perro en mayor riesgo de desarrollar neumonía.

Asegúrese de alimentar a su perro con líquidos tibios regularmente durante el proceso de recuperación. Esto lo mantendrá hidratado y ayudará a combatir las infecciones. También ayudará a su cuerpo a utilizar mejor los medicamentos que se prescriben. Si el perro tiene diarrea severa, puede ocurrir deshidratación. Esto se puede combatir dándole una mezcla de sal y glucosa en agua.

Recomendaciones

Puede darle a su perro cubitos de hielo o claras de huevo para ayudar a facilitar el paso esofágico cuando hay vómitos. Pregúntele a su veterinario por uno que él recomendaría para la condición particular de su perro. Mantenga al perro en un área donde la temperatura se pueda regular de manera segura.

No coloque a su perro enfermo frente a un ventilador o un acondicionador de aire, ya que esto provocará más enfermedades y posiblemente neumonía. Ponlo en un espacio bien ventilado donde se sienta cómodo y seguro. Si el perro sufre de hipotermia, dale mantas calientes. Saber que no lo has abandonado lo ayudará a superar el miedo y el estrés de estar enfermo. Al proporcionar contacto físico, acelerarás su proceso de curación.